El mercado laboral siguió destruyendo empleo en 2013

El año 2013 ha sido el primero de la crisis en el que el paro registrado ha descendido: hay 147.385 personas menos inscritas en los servicios públicos de empleo, lo que deja el total en 4.701.338 desempleados, según los datos de paro registrado y afiliación del Ministerio de Empleo. Sin embargo, el mercado de trabajo siguió destruyendo puestos de trabajo, 85.041 a lo largo de todo el año. La abultada diferencia entre un dato y otro sugiere que la caída del paro no se debe tanto a la creación de empleo, sino a otros factores, como la pérdida de población activa.

Diciembre fue definitivo para que el año acabara en esos registros: el mes pasado, el paro se redujo en 107.570 personas, y la afiliación a la Seguridad Social ganó 64.097 ocupados.

Los datos muestran que 2013 fue el mejor año de la crisis en términos de paro registrado y de afiliación a la Seguridad Social. Desde 2007, el desempleo crecía siempre en términos interanuales y en cifras muy elevadas. Hasta ahora, el mejor año había sido 2010, cuando subió en 176.470 personas. En 2013, el paro registrado ha descendido durante varios meses. ¿El resultado final? 147.385 desempleados menos que en 2012.

Paro

La afiliación a la Seguridad Social es, sin embargo, la otra cara de la moneda: el año acaba con 85.041 ocupados menos. Aunque es el mejor dato interanual de afiliación desde que comenzó la crisis, indica que el mercado de trabajo sigue destruyendo empleo. Es una tendencia que ha sucedido durante varios meses del año: el paro registrado baja, pero la afiliación (el empleo creado) también disminuye. Son datos que se obtienen de forma diferente y, por tanto, no exactamente comparables, pero la diferencia entre uno y otros es significativa e indica que muchas personas desaparecen de los registros de paro no porque encuentren un empleo, sino por otras razones, bien porque abandonan la búsqueda de trabajo, bien porque emigran, vuelven a estudiar, trabajan en la economía sumergida o no tienen un incentivo para apuntarse (como el cobro de prestaciones).

Menos contratos indefinidos

La contratación creció en 2013 respecto al año anterior: hubo más contratos pero de peor calidad. Durante el año se formalizaron 14.792.614 contratos, un 3,8% más que en 2012. De todos ellos, solo 1.134.949 fueron indefinidos, lo que supone el 7,6% del total.

De hecho, aunque la contratación general aumentó en términos interanuales, la estable se redujo respecto a 2012. De los 1.134.949 indefinidos, 625.563 fueron a tiempo completo, un 18,7% menos que el año anterior. Otros 509.386 fueron estables a tiempo parcial, un 23,2% menos que en 2012.

¿Qué ha pasado en diciembre?

Los buenos registros de diciembre han sido el empujón definitivo para los datos. El mes pasado, el paro registrado se redujo en 107.570 personas, el mayor descenso en un mes de diciembre. También la afiliación a la Seguridad Social arrojó un buen dato: ganó 64.097 ocupados, animada por las contrataciones de Navidad en el comercio y por el Sistema Especial Agrario, que creció en afiliados por la campaña del olivo. Es el mayor incremento mensual de afiliados en un mes de diciembre de toda la serie histórica comparable.

En diciembre se registraron 1.290.853 contratos, un 22% más que en el mismo mes del año anterior. Los indefinidos cayeron un 10,8% respecto a noviembre; y los temporales, crecieron un 5,2%.

Fuente: eldiario.es (Ana Requena Aguilar)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.