La OCDE alerta sobre la brecha de género en el mercado laboral

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó hoy en Londres un informe que pone de manifiesto las mayores tasas de desempleo que sufren las mujeres respecto a los hombres, con independencia de su nivel educativo.

Según los datos de los 34 países de la OCDE y otros 12 países invitados al estudio, el organismo calcula que, como media, tan solo el 66 % de las mujeres están empleadas, por un 80 % de los hombres.

La “brecha de género” es mayor entre los adultos con menor nivel educativo, pero se mantiene entre los hombres y mujeres con estudios universitarios.

Entre adultos jóvenes -de 25 a 34 años- con educación primaria, la diferencia en el mercado laboral es de 20 puntos porcentuales (el 65 % de los hombres tiene empleo, por el 45 % de las mujeres), mientras que en el nivel universitario el 88 % de los hombres trabajan, comparado con el 79 % de las mujeres.

Esas cifras contrastan con la cantidad de mujeres que han alcanzado estudios universitarios, un número mayor que el de los hombres en todos los países estudiados excepto en México, Turquía y Suiza.

Solo en Holanda, entre los países que cita el informe, la tasa de desempleo entre adultos jóvenes con estudios superiores es ligeramente superior entre los hombres.

La OCDE señala en su informe que esas diferencias se deben “probablemente a los roles tradicionales (de la mujer) en la unidad familiar” y subraya que hay “madres que se quedan en casa, especialmente en países con amplias brechas salariales y con una oferta de servicios limitada para el cuidado de los niños”.

La organización resalta que los jóvenes son otro grupo social que se ha visto especialmente afectado por el desempleo en los últimos años en los países estudiados.

El riesgo de no encontrar trabajo es superior entre los adultos sin cualificación de entre 25 y 34 años -con una tasa de desempleo media del 20,6 %- que entre los adultos sin cualificación de entre 55 y 64 años, cuya tasa de paro alcanza el 10,2 %.

Con todo, “la tendencia que muestran los datos en algunos países con altas tasas de desempleo entre los adultos jóvenes está mostrando una mejora”, señala el informe.

La OCDE destaca el caso de Israel y Polonia, cuya tasa de desempleo entre los jóvenes que no han pasado la educación secundaria decreció un 2,6 % y un 0,7 %, respectivamente, entre 2000 y 2013.

La organización subraya que las mujeres jóvenes con educación superior “tienen más posibilidades de estar desempleadas que los hombres de la misma edad y con las misma cualificación”.

En conjunto, las jóvenes con estudios universitarios sufren en el conjunto de países estudiados un desempleo del 8,3 %, frente a un 7,3 % los hombres.

lavanguardia.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.