Vodafone prepara un ERE para 1.200 trabajadores, el 20% de la plantilla

image

Vodafone prepara un ERE para unos 1.200 trabajadores, como consecuencia de las redundancias y los puestos duplicados producidos por la compra y absorción de Ono.

Tras la integración de las dos compañías, la plantilla total del grupo se situó en algo más de 6.000 trabajadores (3.500 de Vodafone y 2.500 de Ono), por lo que la reducción de plantilla estimada sería de alrededor de un 20% para dejarla en 4.800 empleados.

El ERE que prepara Vodafone tiene un calendario que empieza previsiblemente en julio y que contempla dos fases, según fuentes sindicales.

La primera, marcaría un calendario para que después del verano los trabajadores que así lo decidan se acojan voluntariamente a bajas incentivadas. La segunda fase, que se iniciaría alrededor de finales de año, dependería del volumen de bajas voluntarias que se hubiera logrado en la primera y ya tendría un carácter de despidos forzosos.

Antes, en junio, se producirán elecciones sindicales, y posteriormente la empresa acometerá un proceso de negociación para un acuerdo marco de armonización de las condiciones laborales de Ono y Vodafone que servirá de base para la negociación de un convenio único.

Fuentes de Vodafone declinaron hacer comentarios al respecto, señalando que es pronto para hablar de cifras y fechas y que, por tanto, todo lo que se diga son meras especulaciones.

Sin embargo, Expansión ya adelantó el pasado 5 de diciembre de 2014 que el grupo preparaba un ERE para unos mil empleados y que para este proceso estaba contando con la asesoría del bufete Uría Menéndez. Días más tarde, el 10 de diciembre, Antonio Coimbra, el consejero delegado de Vodafone España señaló en el tradicional encuentro de Navidad con los periodistas, que tras la compra de Ono habrá “redundancias” en las plantillas. Coimbra comentó que “en procesos de este tipo las redundancias suelen ser de entre el 10% y el 30%. Pero, en este caso, espero que esté más cerca del 10% que del 30%, porque son empresas complementarias”. Eso establecía una horquilla de entre 600 y 1.800 empleados.

En cualquier caso, en los procesos de ajuste de este tipo, es normal que las cifras iniciales de recortes que proponga la empresa se vean recortadas finalmente por la negociación con los sindicatos o suavizadas mediante su transformación en procesos de externalización con proveedores para reducir costes fijos, por lo que es probable que la cifra definitiva de recortes se aproxime finalmente a la cifra inicial de mil empleados.

Fuente: expansion.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.