“Están cargando contra Teresa. Fue un accidente laboral”

Casi dos minutos de gritos continuados de “Mato dimisión” han puesto el broche a la lectura de un manifiesto contra la gestión que las autoridades sanitarias han hecho de la actual crisis del ébola en España. Cerca de 200 personas se han concentrado a las puertas del hospital Carlos III de Madrid, donde se encuentra ingresada la auxiliar de enfermería contagiada por el virus, para denunciar la “cadena de irresponsabilidades, de errores y de dejación de funciones” de los responsables de Salud de la comunidad autónoma y del Ministerio de Sanidad.

A la cita, convocada a las seis de la tarde, no ha querido faltar Marta Moreno. “Decían que el ébola iba a venir en patera y ha terminado llegando de la mano de la Santa Madre Iglesia”, sentencia la mujer, de 46 años. Esta trabajadora del hospital de Arganda del Rey repite a plena voz y enérgica las consignas más coreadas en el atardecer de este miércoles: “Teresa somos todos” y “Tus errores, nuestras muertes”. Y, a su lado, se entremezcla personal sanitario del Carlos III, de otros hospitales de la región y personas ajenas al mundo de la Salud. Porque muchos trabajadores del complejo donde se encuentra ingresada la contagiada se han “solidarizardo” con ella, ante lo que consideran “un ataque” de las autoridades sanitarias para centrar la atención mediática en su “supuesto error”.

“Se le están echando las culpas a Teresa, se está cargando contra ella. Fue un accidente laboral”, sentencia una auxiliar de enfermería del Carlos III, que prefiere no dar su nombre y que hace hincapié en la falta de formación proferida desde Sanidad para responder a este tipo de casos.

A pocos metros, una joven fisioterapeuta y otra auxiliar de enfermería del complejo hospitalario insisten en la misma idea: “Aquí lo que hubo fue una cadena de errores. Hubo fallos y falta de previsión desde que se decidió repatriar a los dos religiosos”. Y el manifiesto leído recalca que se trasladó a dos enfermos a un centro “que estaba en pleno desmantelamiento”. “Rayando lo criminal han antepuesto los criterios políticos a los sanitarios”, sentencia el documento, muy aplaudido en la concentración pacífica, que ha cortado el tráfico en la calle Sinesio Delgado durante casi una hora.

Los presentes han cargado en sus gritos contra la ministra de Sanidad, Ana Mato y contra el presidente y los responsables sanitarios de la Comunidad de Madrid. “Desde hace meses venimos pidiendo que nos entrenen, que nos informen sobre cómo ponernos el traje. La respuesta siempre ha sido la misma, el silencio administrativo. Y solo una charla de 40 minutos”, relataba horas antes Santiago Yus, intensivista del Carlos III. “Nos dieron un taller con un traje que no es el que se está utilizando después para atender a los pacientes”, añade una compañera de La Paz. Y otra auxiliar de enfermería, a su lado, apostilla: “Cómo nos pueden mandar enfrentarnos a algo para lo que no nos han preparado. No es que no queramos hacerlo, es que no nos han dado la formación adecuada”.

Esas últimas palabras resuenan a las ocho de la tarde, cuando la noche ya ha caído en Madrid. Aunque frente al hospital todavía aguantan decenas de personas. “Mato, su equipo y los responsables de la Comunidad de Madrid están desautorizados tras esta gestión. Debe dimitir”, subraya uno de los concentrados mientras lee parte del manifiesto: “El Carlos III era el único hospital del Estado preparado para enfrentarse a este tipo de enfermedad y lo estaban desmantelando. Los recortes en Sanidad matan”.

Fuente: elpais.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.