Los parados con prestación caen a niveles de 2009, cuando había un millón menos de desempleados

Dibujo

El paro ha descendido ligeramente en julio, pero el desempleo sigue disparado: según los datos del Servicio Público de Empleo en España hay 4.419.860 de personas apuntadas a las listas del paro. Lo que sí cae con más contundecia es el número de personas que perciben una prestación por desempleo: en junio había 2.469.428 beneficiarios, un 12% menos que hace un año. Es un ritmo cuatro veces superior al de caída del desempleo, que baja a un 3% interanual.

Se trata de una cifra de beneficiarios parecida a la que había en 2009, a pesar de que entonces había un millón de parados más. En enero de 2009, había 3.327.901 de personas en desempleo, según los datos de paro registrado. De ellas, 2.436.744 cobraban una prestación o, lo que es lo mismo, el 73% de los parados percibían alguna ayuda. Cinco años después, la cifra total de desempleados es mayor que entonces (de 4.419.860), pero la protección social se mantiene igual en términos absolutos: actualmente, 2.469.428 de personas cobran una prestación.

¿El resultado? Una tasa de cobertura que apenas llega al 59% de los parados, el nivel más bajo de la crisis, y que ha caído más de veinte puntos desde que rondara el 80% en 2010.

Hay, además, un cambio de tendencia que lleva meses consolidándose: hay más personas cobrando prestaciones de nivel asistencial que perceptores de prestaciones contributivas, más cuantiosas. Según los últimos datos, 1.081.102 personas cobran una contributiva, mientras que 1.451.326 percibe una asistencial, incluida la renta activa de inserción. Los últimos datos disponibles desagregados por sexos indican que son más los hombres que cobran prestaciones contributivas, mientras que las mujeres son mayoría en los niveles asistenciales, más precarios.

Menos extranjeros

La caída de beneficiarios es, sin embargo, aún mayor en el caso de los extranjeros: 287.697 parados foráneos cobran ahora una prestación, un 14,3% menos que durante el mismo mes del año anterior. En total, los inmigrantes representan solo el 9,5% de todos los beneficiarios de prestaciones de paro.

Según los datos del Ministerio de Empleo, de las 4.419.860 de personas en paro, 518.566 son extranjeras. De ellas, 234.193, es decir, un 45%, cobra una prestación frente al 59% de los nacionales.

El impacto de los extranjeros en las cuentas del desempleo es leve: el dinero que el Ministerio de Empleo desembolsa para hacer frente a sus prestaciones representa 153 de los 1.947 millones de euros que supone el gasto total en desempleo.

Fuente: eldiario.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.