El Gobierno rectifica y la indemnización por despido solo tributará desde 180.000 euros

La reforma tributaria gravaba la compensación a partir de 2.000 euros » El nuevo límite evita que el 99% de los trabajadores que sean despedidos tengan que cotizar en el IRPF

Dibujo

El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, adelantó ayer que el Gobierno elevará el umbral exento de indemnización por despido hasta 180.000 euros. El Ejecutivo aprobará los distintos proyectos que constituyen la reforma fiscal en el Consejo de Ministros del viernes, el último antes de las vacaciones estivales.

En su anteproyecto de ley, el Gobierno había establecido un mínimo exento de 2.000 euros por año trabajado, una medida que había sido muy criticada por los sindicatos y buena parte de la oposición, por lo que Hacienda ha decido rectificar. “Integraremos esa propuesta en lo que será el contenido de la propuesta de la ley y así eliminaremos debate innecesarios y nos dedicaremos a resolver lo que realmente importa a los ciudadanos”, precisó Montoro.

El establecimiento del mínimo exento de las indemnizaciones por despido superiores a 180.000 euros supondrá que el 99,9% de los afectados por este supuesto no tendrán que tributar en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El nuevo límite coincide con el regulado por despido en Navarra y, desde enero de 2014, en Guipúzcoa.

Algunas fuentes destacan que esta medida se adopta en un momento en el que la situación ha variado notablemente respecto a años anteriores, con una disminución de los expedientes de regulación de empleo (ERE) y los despidos y un incremento del número de trabajadores que se reincorporan al mercado de trabajo.

Por otra parte, el Gobierno mejorará en el proyecto de ley de la reforma fiscal, que aprobará este viernes el Consejo de Ministros, el aprovechamiento de la reserva de capitalización en el Impuesto sobre Sociedades para empresas e instrumentos similares para las pequeñas y medianas empresas, según anunció Montoro. El proyecto de ley establece como novedad que el límite a la compensación de las bases imponibles negativas en Sociedades se calculará sobre la base imponible existente antes de aplicar la nueva reserva de capitalización.

La reforma que prepara el Gobierno considera muy importante que las empresas no tengan que depender tanto de la financiación externa, que ha sido uno de los principales problemas durante la crisis económica, y por eso incentiva la creación de una reserva de capitalización para las empresas.

Al incentivar fiscalmente la capitalización de las empresas se las ayuda a fortalecerse con fondos propios con el objetivo de que puedan financiar sus futuras inversiones y crecer.

De la reforma fiscal en su conjunto, Montoro afirmó que supondrá la rebaja de impuestos a más de 20 millones de contribuyentes, bajada -concretó- que ya se está aplicando a los autónomos con las nuevas retenciones aprobadas recientemente por el Consejo de Ministros.

“En el ámbito del impuesto del IRPF se refiere a un tratamiento fiscal más favorable a aquellas personas que conforman las familias numerosas y con personas a su cargo con discapacidad”, aseguró el ministro.

Fuente: farodevigo.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.