El deterioro del mercado laboral fuerza otro desfase récord en la Seguridad Social

La Seguridad Social ha vuelto a registrar los números rojos más altos de su historia. Lo hizo en 2012, cuando su déficit llegó al 0,96% del PIB. Y lo ha vuelto a hacer en 2013, con un 1,16%, según los datos del Ministerio de Hacienda, un desfase total 11.861 millones de euros. La mala situación del mercado laboral acarrea un desplome de los ingresos por cotizaciones; mientras los gastos crecen de forma incesante.

Cuando se habla de Seguridad Social, lo primero que viene a la cabeza son las pensiones. Y ahí es donde hay un agujero incluso mayor que el global: un 1,19%, un descuadre entre ingresos y gastos de 12.167,8 millones.

Pero si se trata de contabilidad nacional, la Seguridad Social se compone de otras dos patas: el Fondo de Garantía Salarial, que tuvo un pequeño déficit del 0,08%, y el seguro de desempleo, que, en cambio, registró un superávit del 0,11%. Y así sale una suma agregada del 1,16%.

Pese al “dato positivo” del desempleo, no hay que concluir que esto se debe a un gran hundimiento del gasto en prestaciones. Este saldo tiene más que ver con el crédito extraordinario de 5.893 millones que Hacienda transfirió 5.893 en el último trimestre del año pasado.

En la nota oficial, el Ministerio de Empleo se apresuró a destacar que el dato final mejoraba el déficit previsto de 1,4%. No obstante, esta mejora se realiza sobre la previsión corregida y no sobre la inicial, la realizada cuando se elaboraron los presupuestos de 2013, donde había un equilibrio entre ingresos y gastos.

La principal causa de este desfase está en la falta de ingresos por cotizaciones que tiene la Seguridad Social, por las que se ingresó 98.093 millones. Es la primera vez desde 2006 que la recaudación baja de los 100.000 millones de euros por primera vez desde 2006. A esta fuente de ingresos hay que sumar otros conceptos como las tasas o las transferencias procedentes de la Administración central. Precisamente, el aumento de estas últimas hasta los 18.423 millones —2013 fue el primer año en que Hacienda asumió al 100% el gasto de las prestaciones que necesitan ser complementadas hasta llegar a la pensión mínima— es lo que explica el incremento total de ingresos de la Seguridad Social en casi un 3%.

Pero esto no fue suficiente, porque los gastos siguieron creciendo por encima. En total aumentaron un 4,1%. Este incremento se debe a la marcha de las pensiones, que crecieron al 4,9%.

Por otro lado, este lunes el Ministerio de Empleo también informó de la ejecución presupuestaria del sistema de pensiones hasta febrero. Durante los dos primeros meses del año, la Seguridad Social registró un superávit de 3.490 millones. Los datos positivos son habituales al comienzo del año. No obstante, este año es bastante peor que en 2013, cuando el superávit llegó a los 6.467 millones.

Fuente: elpais.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.