La patronal madrileña desvió fondos de la formación para pagar a sus directivos

image

La patronal madrileña CEIM utilizó indebidamente las subvenciones destinadas a cursos de formación continua para pagar hasta un 90% de los salarios de sus directivos en 2008 y 2009. Así se desprende de dos informes de la Cámara de Cuentas, el órgano encargado de fiscalizar los organismos públicos regionales, que desvela este jueves el diario El País.

Los informes, elaborados en los años 2011 y 2012, analizan “el gasto de subvenciones en materia de formación continua otorgadas por la Comunidad de Madrid” a la patronal presidida por Arturo Fernández y los sindicatos.

Según la normativa regional, las ayudas destinadas a la formación deben repartirse en dos capitulos. Un 80% de las subvenciones (un 90% desde 2012) sirve para pagar a los profesores y organizadores de los cursos. El resto, se destina a “gastos de apoyo”, por ejemplo, los sueldos de trabajadores no docentes que intervienen en la gestión de los cursos. Sin embargo, la normativa regional “no prevé como subvencionables los salarios del personal directivo”.

Si hasta el momento, las irregularidades en las subvenciones percibidas por la patronal habían afectado al primero de esos capítulos hasta el punto de dar lugar a la detención del empresario José Luis Aneri y del directivo de la patronal Alfonso Tezanos, los informes de la Cámara de Cuentas desvelan que también se produjeron anomalías en el segundo capítulo.

Siempre según esos informes, CEIM destinó 405.000 euros de la formación de los trabajadores a pagar a sus directivos en el año 2009. La auditoría pública señala en concreto que ese año “se han financiado con fondos públicos el 35% de los costes salariales del secretario general; el 54% en el caso de la directora del departamento de Asuntos Laborales; el 50% de los costes en el caso del director financiero, de la directora de Asuntos Económicos y del director de Comunicación; y en el 90% de la directora de Formación”.

En 2008 se desviaron fondos a sueldos de directivos que alcanzaban los 358.000 euros anuales. Según indica El País, el informe de la Cámara de Cuentas correspondiente a ese año señala que los sindicatos también destinaron dinero a costes de dirección en ese plan, con un total de 77.000 euros (UGT) y 72.000 (CCOO).

El órgano fiscalizador destaca también otra irregularidad en su informe: la patronal no cobró los intereses generados por las subvenciones en sus cuentas desde que las ayudas fueron ingresadas por la Comunidad de Madrid hasta que fueron utilizadas. Los sindicatos, sin embargo, si detallan las plusvalías generadas por esos fondos. Para la Cámara de Cuentas CEIM actuó de forma negligente al no negociar algún tipo de rendimiento con los bancos.

Según El País, la ley general de subvenciones recoge como infracción muy grave que no se apliquen “en todo o en parte” las cantidades recibidas para los fines para los que la subvención fue concedida. Además de la devolución de los fondos, las sanciones pueden suponer hasta cinco años sin obtener ayudas públicas o contratos con la Administración para las entidades que cometan irregularides.

El rotativo señala que los informes de la Cámara de Cuentas fueron elevados al Tribunal de Cuentas, que sí puede establecer sanciones por estas irregularidades. El Tribunal de Cuentas elaboró un nuevo informe que fue remitido a la Comunidad de Madrid, que hasta el momento no ha actuado. Según CEIM, las cantidades asignadas a sus directivos proceden de la gestión de los cursos y no hay normativa que prohíba hacerlo.

Fuente: eldiario.es

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.